Esta noche en Salvados, el partido de vuelta entre Albert Rivera y Pablo Iglesias

Escrito por Jose Luis
Canales
0

Esta noche se emite en La Sexta el que han dado en llamar como partido de vuelta del primer debate cara a cara que Albert Rivera y Pablo Iglesias mantuvieron en el bar del Tío Cuco. Y según contó anoche Jordi Évole en La Sexta Noche, parece que el ambiente cordial desapareció para dejar paso a la trifulca política.

Más condiciones

Lo primero que ha cambiado de este cara a cara respecto del de hace algunos meses son las condiciones impuestas por los equipos de campaña, que no han sido tan permisivos. Así, desde Ciudadanos se pidió que no fuera un bar y entre ambas formaciones, consensuaron que no hubiera tanta cercanía entre los dos líderes políticos.

Parece ser que este partido de vuelta fue posible al constante contacto entre Jordi Évole y los dos aspirantes a La Moncloa. Según contó el periodista, crearon un grupo de WhatsApp tras el primer debate y “Allí nos enviábamos mensajes, pero empezaron a desaparecer con las elecciones”. Fue en ese lugar donde lanzó la idea de un nuevo debate cara a cara “y lo recibieron con bastante frialdad. Iglesias me dio largas y Rivera me llamó luego por teléfono. Pensaba que no se iba a hacer”.

Albert Rivera y Pablo Iglesias en Salvados

Más enfrentamiento

Aunque tendremos que esperar a verlo esta noche, Jordi Évole contó cuál fue el momento más tenso, que tuvo como protagonistas a Venezuela y la crisis de los refugiados: “A mí me sorprendió […] Se agarran una… que me incomodó. Sé que televisivamente eso funciona muy bien, pero la lectura que sacas luego de ese momento no es la más positiva […] es bueno ver el debate en su totalidad para buscar las diferencias con el anterior y para ver cómo han cambiado”.

Es evidente que hay un elemento clave en este segundo debate y son los meses transcurridos desde el 20 de diciembre, donde los dos políticos han tenido que lidiar con debates muy tensos y agrios a cuenta de la investidura fallida de Pedro Sánchez. Para Évole, el primer debate en el bar “hay que enmarcarlo en una situación que no era la de ahora, no tenían esa presión electoral todavía. Ahora estamos a menos de un mes de las Elecciones Generales y están ahí para ver qué pueden arañar. Eso a veces afea la conducta, las palabras, agría el tono…”.

También te puede interesar…


Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios