Albert Rivera y Pablo Iglesias desentierran el hacha de guerra en Salvados

Escrito por Jose Luis
Canales
0

Llegó el partido de vuelta del cara a cara de Pablo Iglesias y Albert Rivera y la verdad es que no defraudó, por la munición que gastaron en algunos momentos del debate que fue, indudablemente, más agrio que el celebrado hace unos meses en el bar del Tío Cuco. Los meses de legislatura fallida y los enfrentamientos que han tenido en prensa fueron determinantes para que el Salvados de anoche fuera distinto al del año pasado.

Del PP a la cal viva

Aunque hubo un pequeño respiro al principio, pronto empezaron las hostilidades: Pablo Iglesias calificó a Ciudadanos como “el equipo filial del PP” mientras que Albert Rivera le recordó que, si quiere entenderse con el PSOE, “la cal viva no es la manera de conseguir pactos”.

Rivera le echó en cara a Iglesias “el comunismo de tu socio Alberto Garzón” y que “Tú, Pablo, dices muchas palabras, pero España no tiene gobierno porque vosotros, tú y el PP, os habéis dado la mano”. El de Podemos contestó categórico con un vosotros “habéis servido para que el peor PP y el peor PSOE sigan gobernando en Madrid y Andalucía”.

El proceso soberanista tuvo su hueco y Rivera quiso preguntarle a Iglesias si gobernaría con partidos independentistas. Ante su respuesta afirmativa, el de Ciudadanos contestó que le extrañaba que quisiera “gobernar España con los que quieren romper España”. Sin embargo, el líder de Unidos Podemos explicó que “en lo que se refiere a Cataluña y al País Vasco, yo creo que establecer un apartheid sobre opciones políticas perfectamente legítimas es un error, y lo dice alguien que no quiere que Cataluña se vaya de España, pero que entiende que en política hay que romper esa dinámica de choque de trenes”.

Albert Rivera y Pablo Iglesias en Salvados

Refugiados y Venezuela

La crisis de los refugiados también tuvo su hueco. Para Albert Rivera “La pasividad del Gobierno de España me da vergüenza” aunque Iglesias aprovechó para golpearle con un “No entiendo por qué votasteis en el Parlament de Cataluña a favor de retirar la tarjeta sanitaria a las personas sin papeles, que están exactamente igual que las personas en los campos de refugiados, o al tiempo que te ibas a visitar a refugiados sirios defendías que la mejor política exterior española era bombardear Siria”. El líder de Ciudadanos respondió con un “tu demagogia es insultante […] no hagas demagogia con la muerte […] este es un tema muy serio […] me indignas […] juegas con el dolor de la gente y lo haces de mala fe”.

Como era de esperar, Venezuela tuvo su parte en el programa. Rivera aprovechó para recordar que “quien más ha visitado Venezuela en la política española ha sido este señor […] podía ir o quedarme en casa a fumar un puro, y he ido […] Pablo, te voy a pedir una cosa: tú que tienes mano y que conoces a la gente del gobierno de Maduro, ayúdanos a sacar a los presos políticos. Comprométete aquí, en esta mesa, a luchar para que Venezuela saque de la cárcel a los presos que tú consideras terroristas o que Monedero ha dicho que son golpistas”.

Iglesias, por su parte, respondió que “algunos entienden que hablar de Venezuela es una cuestión que les beneficia electoralmente, lo cual me parece muy respetable. Y la gente se ha dado perfectamente cuenta”.

También te puede interesar…