Telefónica, en pie de guerra con Competencia por la Segunda División

Escrito por Nacho Requena
Canales
0

Vienen curvas para Telefónica. Hace un año aproximadamente, el operador se hacía con los derechos audiovisuales de Primera División, Segunda División y Copa del Rey, un paquete que le costó unos 600 millones de euros. El pack era indivisible, de ahí que el gigante azul tuviera que calcular el precio de cada competición de manera individual para ofrecérselo al resto de competidores. Y aquí llegó el problema.

Telefónica tasó esta competición en torno a los 10 millones de euros, es decir, un 1,6 por ciento del precio total. Para la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), este precio era muy inferior al que se estipulaba, una cantidad que el organismo cifraba alrededor de los 60 millones de euros. De igual manera, sus competidores calculaban que este paquete de Segunda División costaba entre 90 y 120 millones de euros, es decir, casi diez veces más que la tasación de Telefónica.

¿Qué supuso este precio tan a la baja de Telefónica? Pues sencillo: al estimar que la Segunda División costaba “sólo” 10 millones de euros, el resto del paquete ascendía hasta los 590 millones de euros, por lo que podía sacar más dinero por las dos principales competiciones.

Liga Adelante.

Posible pago millonario

De acuerdo a la información desvelada por los compañeros de SABEMOS, “en el operador hay un fuerte malestar con respecto al procedimiento abierto, que consideran profundamente injusto y que, en opinión de la operadora, irá contra los intereses de sus accionistas y provocará un lucro cesante innecesario”. Al fin y al cabo, y en caso de que todo siguiera por buen cauce para Competencia, estaríamos hablando de un pago millonario por parte de Telefónica.

“Las fuentes consultadas aseguran que de continuar el expediente como está previsto, están dispuestos a usar todas las vías legales a su alcance, y hasta las últimas consecuencias, para desautorizar al consejo de la CNMC“, apuntan desde la web.

De momento, todo juega en contra de Telefónica, y para muestra un ejemplo: Mediapro ha comprado 4 partidos en abiertos de Segunda División por 15 millones de euros, mientras que la Telefónica sostiene que toda la temporada cuesta 10 millones de euros. Cuesta arriba.

También te puede interesar…