‘NY INK’, los peores tatuajes de la ciudad llegan al canal DKiss

Escrito por Nacho Requena
Canales
0

“¿Quién no ha tomado alguna vez una decisión de la que se ha arrepentido? ¿Quién no ha sido víctima de la euforia y ha dado un paso que en condiciones normales ni siquiera habría contemplado?”. Con estas dos preguntas nace el nuevo programa del canal DKiss, ‘NY INK‘, espacio que se estrena esta noche (23:30 horas) con una premisa: corregir los tatuajes más feos jamás creados.

“Nadie está libre de los impulsos, aunque hay algunos especialmente delicados y propensos al arrepentimiento, como hacerse un tatuaje ‘a lo loco’, ya que las consecuencias son permanentes y, en muchos casos, están a la vista de todos”, apuntan.

Para corregir estos engendros pictóricos, el programa lo deja en manos de un tatuador contrastado, con criterio estético y lo suficientemente profesional como para no desternillarse de risa ante las más vergonzosas chapuzas sobre la piel. Protagonizada por la estrella Megan Massacre, la nueva serie de DKISS muestra cómo ella y su equipo de tatuadores asisten a un grupo de “arrepentidos portadores de dibujos feos, ridículos, con errores de ortografía o simplemente extraños que tratan desesperadamente de disimularlos”.

'NY INK', los peores tatuajes de la ciudad llegan al canal DKiss

Empacho de capítulos

‘Los peores tatuajes’, cuyas dos primeras temporadas se emitirán de forma consecutiva en el canal, muestra la historia detrás del horrible tatuaje, el proceso para cubrirlo y el resultado final, “proporcionando diversión a las amantes de este arte corporal y aquellas que simplemente disfrutan riéndose de otros”.

En los 20 capítulos que componen estas dos primeras temporadas, veremos casos como el de un hombre con un tatuaje que pretendía ser un tremendo homenaje a la amistad y que sólo produce rechazo; el de otro que tiene que soportar un horrible tatuaje con el que intentaba vengarse de sus exnovias; el de una mujer que quería tatuarse un donut y a cambio recibió el dibujo de una ‘caca’; el de otra que ha perdido peso y ha visto como su tatuaje encogía; el de un hombre que fue tatuado por un artista bajo los efectos del LSD y el de una mujer que pretende deshacerse de un espantoso autorretrato, entre otros muchos.

Jeremy Swan, Tim Pangburn, Lisa del Toro y la propia Megan Massacre se ponen manos a la obra en DKiss “para mostrar los tatuajes más vergonzosos y a los clientes más vergonzantes y tratar de devolverles la confianza convirtiendo sus chapuzas en verdaderas obras de arte”.