‘Comando al sol’ trae esta noche cuatro historias: de la playa a la vuelta al mundo

Escrito por Nacho Requena
Canales
0

Comando al sol‘ trae esta noche (22:30 horas) cuatro historias muy variopintas, desde la playa del Levante en Benidorm hasta la aventura de una familia que ha decidido dejarlo todo para dar la vuelta al mundo en caravana, o cómo en el madrileño Parque del Capricho hay un antiguo refugio de la Guerra Civil que se ha convertido en un punto turístico.

La primera, la playa. 11 millones de personas al año eligen Benidorm como destino turístico. “La “otra Manhattan” se ha convertido en la capital turística de la Costa Blanca alicantina. Con dos kilómetros de arena fina, su playa de Levante es una de las más visitadas de España. Benidorm reúne playa, ocio y buen clima en los meses de verano en los que los turistas son su mejor aliado”, indica el equipo.

La segunda de las historias nos lleva hasta Alcalá del Júcar, donde está la ruta de los pueblos más bonitos de España. Levantado sobre una roca gigante, bajo la piedra esconde 300 cuevas. Grutas que ocultan casas, tiendas, bares y que fueron excavadas a mano por los propios vecinos. Este pueblo de 700 habitantes vive de cara al río Júcar y a su playa de agua dulce. Un oasis que derrocha sombra, fresco y un manjar autóctono: el cangrejo rojo.

'Comando al sol' trae esta noche cuatro historias: de la playa a la vuelta al mundo

Y el viaje

La más peculiar de las historias es la tercera. Javier y Nati han vendido su casa, han dejado su trabajo y este verano cambian de vida. Durante los próximos tres años van a recorrer el mundo en una caravana junto a sus dos hijos. Dejan su pueblo, San José de la Rinconada en Sevilla, para emprender una aventura de cien mil kilómetros.

Y por último, la puerta acorazada de un búnker construido a 27 metros bajo tierra se ha abierto este verano por primera vez tras permanecer blindado durante décadas. Estaba escondido bajo las raíces del Jardín del Capricho, en una finca de la nobleza madrileña. Los vecinos del barrio quitaron el candado para convertir este antiguo refugio en un lugar turístico. Ahora, en la Alameda de Osuna, a las afueras de Madrid, hay fila para bajar al búnker y listas de espera para entrar en las habitaciones, las duchas y las trincheras usadas por los soldados en la Guerra Civil.

También te puede interesar…