First Dates invitará a dos personas ciegas a tener una cita en el programa

Escrito por Jose Luis
Canales
0

First Dates se ha convertido en el programa revelación del verano ya que a medida que pasaban las semanas, su audiencia iba creciendo más y más (hasta rozar el 13 por ciento), superando los máximos que ha venido marcando desde su estreno. Así las cosas, los de Carlos Sobera han decidido seguir innovando y tras invitar a su restaurante a todos los tipos de parejas imaginables, ahora han creído conveniente hacer lo mismo con una invidente.

Cita a ciegas con Carlos Sobera

Como os decimos, ha sido Vertele el medio que ha publicado la información de que First Dates se prepara para recibir en su restaurante a la primera pareja de invidentes que participarán en el programa con la intención de encontrar a su media naranja. Aunque no hay más detalles, ese momento podría producirse esta misma semana por lo que será muy interesante ver cómo se desarrolla un encuentro donde lo importante no es tanto la apariencia como lo que se dice y cómo se dice.

Esto será en los próximos programas pero hasta hoy, First Dates nos ha dejado con algunos momentos memorables de los que ya os informamos. Como sabéis, tras concluir esa primera cita, los tortolitos tienen que sentarse ante una cámara y decir si tendrán un segundo encuentro con su comensal. En esos instantes es donde se producen muchos desencantos, pero también faltas de respeto bastante dolorosas. Como la de aquel concursante que deshechó a una chica por tener un hijo, o aquel que dijo abiertamente a su compañera que no le gustaban sus dientes.

First Dates en Cuatro

Para el recuerdo queda el americano loco, que provocó que su pareja esa noche se marchara, o Yan, que buscó chico en First Dates tras haber intentado encontrar chica en Adán y Eva. Eso sí, de todos los flechazos ocurridos en el programa, el más sonado fue entre Daniel y Rocío (él militar y ella aspirante a Guardia Civil) que alucinaron con lo mucho que se gustaron durante la cena: la cosa acabó con pedida de mano, besos acalorados en el mismo plató y frases para el recuerdo como “Habéis clavado lo que yo quería: rubia, bajita… Yo de aquí me voy a la iglesia” o “Primero despertarme contigo, ir a comer contigo, cenar contigo y acostarme contigo… pero a dormir, digo“.

También te puede interesar…