Prepárate para ‘disfrutar’ de la televisión lenta pero, ¿sabes exactamente qué es? (vídeo)

Escrito por Jose Luis
Canales
0

La televisión es un medio vivo, incesante, lleno de novedades y que busca el máximo impacto en el menor espacio de tiempo posible para obtener el rendimiento económico que permita a una cadena seguir en antena. Pues bien, si te consideras un espectador impaciente, olvídate de la televisión lenta porque solo con ella podrás conocer el placer que se siente al ver cómo crece la hierba ante tus ojos.

La vida en tiempo real

De momento no hay noticias de que ninguna cadena en España vaya a decidirse por este tipo de programas, por eso es bueno ir tomando contacto con ella y saber qué es eso de sakte-tv, o lo que es lo mismo en nuestro idioma, la televisión lenta. Es decir, disfrutar de experiencias como viajes, paseos, trayectos o actividades que se retransmiten en tiempo real, sin cortes, desde que empiezan hasta que terminan.

Pensaréis que no hay ningún atractivo en contemplar una emisión que nos muestra el viaje íntegro de un tren que viaja entre dos ciudades, pero en la televisión pública noruega se dieron cuenta de que sí, que había un grueso de espectadores que fueron capaces de sentarse frente al televisor para tragarse del tirón 7 horas y 16 minutos de trayecto entre Bergen y Oslo. Eso ocurrió un viernes 29 de noviembre de 2009 en la cadena NRK2, que se embolsó un 15 por ciento de cuota de pantalla y 1.200.000 espectadores. Más tarde llegaron en 2010 los viajes panorámicos en tren del Flåmsbana, o en 2011 el viaje del conocido como Hurtigruten, una embarcación que recorre los famosos fiordos nórdicos y que duró 134 horas, 42 minutos y 45 segundos de retransmisión en directo que obtuvo un 36 por ciento de cuota de pantalla y 3,2 millones de espectadores.

Desde entonces, NRK2 (una de las cadenas públicas de Noruega) ha guardado un espacio para esta televisión lenta que ha crecido espectacularmente hasta convertirse en todo un fenómeno que ha transformado en televisiva las situaciones cotidianas más habituales: la apertura de la temporada de pesca del salmón, la noche nacional de la madera con programación especial de 12 horas de talado de troncos o la llamada noche nacional del punto de cruz.

El fenómeno crece

Lo cierto es que en España ya tenemos suficiente número de canales como para esperar que en un futuro algún operador se sienta atraído por este fenómeno que podríamos llegar a considerar como factual, porque no hace sino ir un paso más allá de los llamados reality pero mostrando la vida como es, sin cortes.

Como os decimos, el crecimiento de este fenómeno en Noruega ha sido espectacular en los últimos años y a día de hoy, la cadena NRK2 lleva emitidos un total de 15 programas de televisión lenta, lo que vienen a significar miles de horas de programación ininterrumpida que han ido creciendo año a año.

Eso sí, el culmen de este nuevo formato televisivo es Piip-show, un reality sobre pájaros que duró 14 horas seguidas de emisión en televisión (tras 80 en internet) y que nos mostraba cómo se comportaban estas aves en un plató lleno de alpiste y con distintas instancias que nos hacían recordar a las casas en miniatura que utilizan las niñas para jugar a las casitas. Todo un experimento que, como era de esperar, también obtuvo un gran seguimiento.

Así las cosas cabe preguntarse, ¿estaremos cerca de que alguna cadena española se fije en este formato televisivo? ¿Creéis que tiene hueco en la parrilla española la televisión lenta? ¿Aguantaríais más de 100 horas viendo el paisaje que se contempla desde un ferry? Contadnos.