Los cámaras de La Sexta, indignados por la forma de cubrir las elecciones presidenciales de EE.UU.

Escrito por Jose Luis
Canales
0

La Sexta está siendo (todavía a esta hora) un referente informativo ya que Antonio G. Ferreras lleva desde las 00:45h. al pie del cañón contando electores para ver quién es el nuevo Presidente de los EE.UU. y, para ello, se ha servido de Ana Pastor, Helena Resano y Luis Sanabria, que han sido capaces de realizar conexiones en directo desde distintos puntos del país.

Los cámaras, indignados

Pero claro, esta novedosa forma de retransmitir unas elecciones ha tenido un daño colateral: el colectivo de operadores de cámara, que se han quedado en España viendo cómo sus compañeros realizaban todas las conexiones en directo gracias a teléfonos iPhone y palos selfie. Cosa que no ha sentado nada bien.

Así lo desvela El Confidencial Digital, que habla de que desde la cadena lo único que han querido es economizar porque de esta manera “se han ahorrado todos los billetes del personal técnico” que no ha tenido que desplazarse hasta EE.UU. para acompañar a las diferentes periodistas que han repartido por el país.

Elecciones USA cobertura La Sexta

Es más, desde la redacción no dudan en calificar este despliegue técnico como de “chapuza” y que los resultados que se están consiguiendo no son los más adecuados para emitir en una cadena nacional como es La Sexta. Se quejan concretamente de “que la imagen está en continuo movimiento y los planos no son aptos”. Por todas estas razones, el colectivo afectado está valorando seriamente pedir “una reunión con los superiores una vez transcurran las elecciones y vuelva a Atresmedia el personal de producción que ha viajado a EE.UU.”.

Desde Atresmedia han querido defenderse legando lo costoso que sería disponer de un equipo que esté emitiendo durante horas. Recordemos que el especial de Al Rojo vivo que a estas horas siguen en antena tendrá una duración de más de 13 horas, lo que según la cadena dispararía los costes hasta números imposibles de asumir.

Hay que tener en cuenta que los servicios de alquiler para un “directo tradicional cuesta unos 1.000 euros aunque la emisión sea de unos pocos minutos. Por lo que un despliegue de estas características, con horas y horas de emisión, sería imposible por los costes”.

También te puede interesar…