Chicote vs El Zamora: la dueña niega que llamaran al chef o que se marchara del local antes de tiempo

Escrito por Jose Luis
Canales
0

El jueves pasado Alberto Chicote visitó El Café de Zamora que al final del programa terminó por llamarse El Zamora a secas, y lo hizo dando un portazo a la insoportable dueña, que era la única que de verdad sobraba en esa cocina: broncas, chillidos e insultos a sus empleados que, cuando ella no estaba, trabajaban eficazmente, sin problemas y sin ruidos.

El Zamora y su dueña Sole

Eso que os contamos es lo que alguien normal pudo entender de lo que ocurría en El Zamora viendo la última entrega de Pesadilla en la cocina pero parece que la realidad no es tal y como nos la pintan. Así al menos ha trascendido en las últimas horas, donde la dueña, Sole, se ha puesto en contacto con varios medios para dar su versión.

La primera que Alberto Chicote no se marchó en la reapertura y que llegó hasta el final, llegando incluso a grabarse la despedida del equipo en el restaurante como hace siempre que concluye su estancia en un establecimiento. Otra cosa es que la cadena, según ella, haya querido cambiarlo para tener un mayor gancho ante la audiencia: “es mentira si dicen que no acabó el programa. Hay una secuencia en la que hablan con el cocinero y se ve que lleva puesta la ropa que le dio Chicote para la reapertura”.

Además, ha querido puntualizar que ellos no llamaron al programa sino que fue al revés: “Yo no llamé al programa, ellos me llamaron a mí. Supieron del local por TripAdvisor” y sobre los comentarios negativos que tenía su local en esa página web, cree que “Lo de los comentarios es relativo”.

pesadilla-en-la-cocina-chicote-abandona-restaurante1

Además, la dueña se queja de las obras que llevaron a cabo: “Hicieron la reforma, mal hecha pero la hicieron, fue una chapuza, pero la hicieron. El local dio un cambio […] ¿Que Chicote se fue por la puerta falsa conmigo? Por supuesto, porque yo no entro al trapo con cosas que veo que son intratables. Con eso ya digo bastante […] Decir que yo despido a 25 personas en tres meses no se ajusta a la realidad, por lo que he visto en la secuencia eso lo dice el cocinero, forzado por ellos […] ¿Que pasan empleados por mi negocio? Por supuesto, pero si son negativos para mi negocio…”.

Es más, el paso de Pesadilla en la cocina por su programa no lo valora positivamente, “Los empleados sufrieron las consecuencias del programa. La cocinera quedó tocada.  Cuando vio los resultados de su aportación como persona al trabajo se vio tan mal, tan incapacitada, que cuando se quitó el gorro el segundo día de la grabación, antes de la inauguración, dijo ‘Dios bendito, que yo haya podido sola con cincuenta personas y que con dos personas en cocina no hayamos podido con veintiséis…’. Fíjate la tensión que se podía crear”.

Y con Chicote habla de que su relación durante los días de grabación del programa “fue de indiferencia, que no es igual que tensa […] Que mi negocio está en la ruina es mentira. Todos hemos pasado una crisis y hay quienes hemos sabido superarla. Yo sigo aquí con mis más y mis menos […] yo hice el programa por saber la realidad, porque soy una persona muy curiosa y no me fío de lo que me dicen, quería vivirlo, saber cómo se hace”.

También te puede interesar…