Revolución en el fútbol: Competencia da la razón a Mediaset

Escrito por javier.jimenez
Generales
0

La Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC) ha dado la razón a Mediaset después de la polémica surgida después de que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) prohibiera entrar a sus cámaras a cualquier partido durante tres jornadas de la competición nacional. La CNMC entiende que se debe garantizar el libre acceso a todos los acontecimientos de interés general como es el caso de un partido de fútbol.

La LFP, multada

En concreto, la LFP prohibió a las cámaras de Mediaset (Telecinco y Cuatro) entrar en los estadios en las jornadas 24 y 25, de Primera División, así como en la jornada 27 de Segunda División, todas ellas en la temporada 2016/2017. Esta prohibición se limitó al acceso al interior del terreno de juego, ya que sí pudieron estar en la sala de prensa o zona mixta.

Ahora la CNMC ha multado a la LFP con 250.000€, ya que la considera responsable de una infracción administrativa grave contra la Ley General de la Comunicación Audiovisual, la cual obliga garantizar a los medios el acceso a los lugares donde se celebren acontecimientos de interés general, como hemos comentado.

Desde Mediaset se han mostrado satisfechos con la respuesta de la CNMC: “Esta resolución viene a devolver la normalidad a nuestro legítimo derecho a informar con los estándares mínimos exigibles en este tipo de competición, es decir, con acceso a todos los estadios y con grabaciones con dos cámaras, una para tomar planos cenitales y otra a pie de campo, tal y como se posibilitaba en años anteriores a todos los operadores”, explican en un comunicado.

Aseguran que la LFP entró, de forma unilateral, en este conflicto y esperan que no vuelva a repetirse en la próxima temporada y puedan ejercer su trabajo como han realizado siempre, desde la primera hasta la última jornada de liga, así como a cualquier otra competición.

Derecho a la información

La CNMC argumentaba que el derecho de emisión en exclusiva no puede limitar el derecho a la información de los ciudadanos. “Los prestadores del servicio de comunicación audiovisual que hayan contratado en exclusiva la emisión de un acontecimiento de interés general para la sociedad deben permitir a los restantes prestadores la emisión de un breve resumen informativo en condiciones razonables, objetivas y no discriminatorias”, añadían.

Así pues, la LFP, presidida por Javier Tebas, tendrá que abonar una multa de 250.000 euros y Mediaset ha vencido en esta polémica que, por otra parte, esperan que no vuelva a repetirse en un futuro.